Un sencillo consejo para estar radiante y volver locos a los hombres

En este artículo me gustaría desvelarte un secreto para que te sientas más atractiva y simplemente mejor, aunque creas que no estás de humor para ello.

Una pregunta ¿Con qué frecuencia te miras al espejo? ¿Por las mañanas para pintarte y lavarte los dientes? ¿Justo antes de salir de casa para comprobar tu modelito de hoy? ¿A lo mejor también por la noche antes de irte a la cama?

La mayoría de las mujeres solo se miran al espejo en estas ocasiones. Y si lo hacen con más frecuencia, normalmente con una mirada crítica:

“De verdad tengo que perder unos kilos“

“En realidad soy guapa, pero esta parte de mi cuerpo no me gusta”

Según una encuesta actual realizada por una revista alemana reconocida al 68% de los hombres les crispa la siguiente pregunta en una relación:

“¿Crees que estoy gorda?”

Ahora, ¿por qué es así?

La pregunta de si un hombre encuentra a su pareja REALMENTE demasiado gorda o no, no tiene importancia en sí. Lo que a los hombres les molesta de esta –en realidad natural y simple- pregunta es el hecho de que con ello expresas tu INSATISFACCIÓN con tu propio cuerpo.

Al hombre no le molestan los 3 kilos “de más”, sino la ACTITUD de su pareja hacia su cuerpo.

Los hombres se sienten atraídos por una mujer que tiene una actitud natural y positiva con su cuerpo. Las mujeres que ven a su cuerpo como un amigo y no como un enemigo.

Un pequeño consejo de cómo puedes cambiar tu actitud hacia ti misma:

Cuando te mires en el espejo, puede que tu mirada se vaya directamente al supuesto “defecto”. Según cómo te sientas en ese momento, encuentras este defecto más o menos molesto.

¡El hecho es que justo estos defectos hacen de ti algo especial! En realidad eres TÚ la que juzga este defecto y no tu pareja, es decir “los hombres”. Justo lo que TÚ estás pensando, ¡es lo que irradias!

Bien, ¿cómo sería si te miraras al espejo con un sentimiento de entusiasmo?

Un truco muy fácil y muy efectivo para cambiar la actitud hacia tu aspecto físico, funciona así:

¡Sonríete a ti misma!

Mírate al espejo MÁS A MENUDO porque sí, pero ANTES de que te concentres en los “molestos” defectos de tu reflejo,  tienes que REÍRTE. Simplemente porque te ALEGRAS de verte a ti misma en el espejo. Lo que se ve reflejado en el espejo es una persona encantadora, cuya sonrisa hace derretirse a cualquier hombre.

La sonrisa de una mujer puede fascinar más a los hombres que todo lo demás. Créeme.

Si te acostumbras a sonreírte simplemente en el espejo porque no puedes esperar verte a ti misma esto se anclará profundamente en tu actitud. ¡Eres una persona que está contenta consigo misma!

Confía en mí, los hombres detectarán esto y se alegrarán igual de verte a ti. Simplemente porque traes esta alegría contigo.

A lo mejor piensas: “Bonita y buena, pero no quiero ser ninguna egocéntrica arrogante…”

La admiración hacia ti misma no es ningún egoísmo. No es otra cosa que tener alegría en la vida, así como lo hizo la naturaleza.

Y justo ESTO es lo que te hace irresistible para los hombres. Sobre todo serás

INDEPENDIENTE de la opinión de los demás, tú te gustas a ti misma porque así eres.

Te deseo un buen e interesante día.

Y no lo olvides, ¡sonríete en el espejo y ALÉGRATE  de estar ahí!

¡Los hombres no podrán hacer otra cosa que alegrarse TAMBIÉN de que estés ahí!

Christian Sander

PD: Aquí puedes encontrar una descripción detallada de cómo puedes volver loco a un hombre

 

El amor es querer cantar día y noche. Sin honorarios y sin manager.

– Frank Sinatra –