¿A veces piensas que no eres lo “suficientemente guapa”?

¿Te has sentido alguna vez poco atractiva?

¿Has tenido alguna vez la sensación de que los hombres no se fijaban en ti?

¿Te mirabas durante horas en el espejo y pensabas: “No soy guapa, no es de extrañar que no haya encontrado a ningún hombre decente que REALMENTE me quiera?”

Bien, no soy  mujer, pero puedo comprender perfectamente que no siempre una puede sentirse como una super modelo. La autoestima y también el amor propio fluctúan todos los días. Es algo completamente normal, también en los hombres.

Al fin y al cabo todos somos personas y no miramos continuamente la estupenda persona que realmente somos.

Sin embargo, las mujeres tienen, en lo que respecta a su percepción propia, un punto de vista mucho más crítico que nosotros los hombres. Me acuerdo de las infinitas conversaciones con mujeres que repentinamente y sin razón alguna aparente ya no se sentían bien en su piel.

Y cuando más les DECÍA: “Que sí, que hoy realmente estás impresionante”, más parecía que dudaban de ellas mismas:

Tú: “Esta noche no voy yo a ningún lado, estoy horrible…”

Él: “¡Pero bueno, si estás preciosa!”

Tú: “Solo lo dices para hacerme sentirme mejor, pero estoy hecha un adefesio, me quedo aquí”.

Da igual lo que un hombre diga en tal situación, no hay esperanza

¿Te has dado cuenta alguna vez de cuantas mujeres “normalitas” están con los hombres más estupendos? A lo mejor te has preguntado en secreto cuando has visto tales parejas “desiguales”: “¿Qué es lo que tendrá que él está con ella?”

Entonces querida, es cuando se puede suponer que el físico de una mujer NO es el elemento decisivo cuando se trata de que un hombre se enamore.

Bueno sí, se puede…

Se trata sobre todo del COMPORTAMIENTO de una mujer y de su ACTITUD interior.


Por cierto, si quieres conseguir una guía en la que descubrirás qué buscan los hombres en una relación tan solo tienes que hacer clic aquí.

A pesar de ello, muchas mujeres tienen la sensación de que nunca serían “perfectas“. Nunca serán lo SUFICIENTEMENTE atractivas. Y la mayoría de las veces no tiene NADA que ver con su aspecto físico REAL.

¿Entonces de dónde viene este sentimiento que no verse guapa? ¿Percibir la visión del espejo no como un placer, sino como una tortura? ¿Y solo por rachas…?

He hablado con muchas mujeres sobre este fenómeno. Todo parecía absolutamente ilógico y misterioso, por qué las mujeres que verdaderamente son guapas, se critican tanto a sí mismas. ¿Por qué miran cada detalle de su cuerpo tan microscópicamente y descubren en cada uno pequeños “defectos”?

Y estas concepciones críticas exageradas sobre su aspecto las tiene TODA mujer una y otra vez, independientemente de su edad o de su atractivo real.

Después de hablar con cientos de mujeres, llegué a la siguiente conclusión: es un sentimiento bien arraigado en la opinión femenina de “belleza”. Este sentimiento es responsable de que las mujeres sean demasiado críticas con su aspecto. Y este sentimiento no tiene NADA que ver normalmente con la realidad.

¿De dónde viene entonces la opinión de “No soy lo suficientemente guapa”?

¿Quién o qué ha sembrado esta concepción desfigurada en tantas  mujeres?

Hace poco di con un vídeo que presentaba claramente de dónde viene esta actitud no realista de muchas mujeres con respecto al tema belleza:

Mmmm… impactante, ¿no?

Lo interesante aquí es que al comentar este vídeo con varios hombres, el 95% de ellos dijo:

La mujer estaba MEJOR antes, mucho más natural.

El hecho es: TODAS las fotos de mujeres que salen en los medios están tratadas en este sentido.

En casi cualquier portada de una revista reconocida se puede ver una mujer embellecida artificialmente. Toda la industria de la belleza que con todas sus dietas, la píldora “milagrosa” para adelgazar, todos los productos de belleza sobrevalorados provoca una imagen de la mujer no real.

Su objetivo no es otro que aumentar sus ventas sin importarles lo que cueste. Hacer MILLONES con la venta de “falsas bellezas”.

Por eso en cada portada sugieren:

“Descubre lo guapa que puedes estar, aunque no lo eres… Pero eso no es ningún problema, cómprate esta revista / adelgazante / novedosa crema antiarrugas y serás, ¡casi de la noche a la mañana, igual de guapa!”

Aun cuando pienses: “Sí bueno, YO no me dejo embaucar por eso”, nunca infravalores el poder de los medios, querida. Cada día te ves influenciada por estos cuerpos de mujeres artificiales por todas partes. En la televisión, en la estantería de revistas del supermercado, en los carteles de anuncios…

Inconscientemente el bombardeo de la belleza irreal tiene a la larga un gran efecto. Tanto que casi no estás satisfecha con el 100% de tu físico. Y esto hace que (muy probablemente) compres la última crema anticelulitis y el batido más moderno adelgazador. O por lo menos te gastas una fortuna en peluquería que dobla la cantidad que ganas con tu trabajo, si lo calculara un hombre…

schönheit-plakat

Bien, no me entiendas mal, no estoy diciendo que no debas hacer nada por tu físico. Lo que me gustaría que te quedara claro: sé CONSCIENTE de qué tipo de juego obsceno lleva entre manos la industria de la belleza para conseguir llegar a tu dinero.

Cuando la próxima vez veas una de estas “bellezas inmaculadas” en un cartel, sonríe y di:

“En realidad tiene mucha más celulitis que yo…” ;-)

Espero haberte hecho caer en la cuenta de una importante realidad.

En concreto, que TODAS las bellezas alabadas por doquier se han fabricado por ordenador y que no tienen NADA que ver con la realidad.

Y no te dejes embaucar por los medios, ¿de acuerdo?

Te deseo todo lo mejor y ¡hasta pronto!

Christian Sander